Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Entrevistas Informales

Nicolás Cerruti
  Por Eugenia Etcheverry
   
 

1 – Por favor escribir una presentación suya en 200 caracteres.

Lic. en Psicología; Psicoanalista. Formador y supervisor en el Hospital José T. Borda. Director de las colecciones: Literatura ∞ Psicoanálisis; Música y Psicoanálisis; Novela Viva, en la editorial Letra Viva. Editor. Coordinador de la sección de Literatura de elsigma.com

2 – ¿A qué se dedicaba o de qué trabajaba antes de vivir de su profesión?

Estuve mucho tiempo dedicado, aunque resulte extraño, a un negocio comercial: la panadería. En ella ocupé todos los puestos posibles: panadero, pastelero, chofer, empleado de mostrador, personal de mantenimiento, cajero… Psicólogo espontaneo de los clientes. Mantengo aún un vivo recuerdo de todo ese período, donde el contacto con la gente, casi 300 personas por día, me dieron una forma de tolerar mi fóbica desvergüenza. Siempre es bueno trabajar de cualquier otra cosa para cobrar la magnitud de lo que, en criollo, se diría que es lo que pasa en la calle.

3 – ¿En qué momento surge el deseo de ser analista?

Muy pero muy pronto, diría. Antes del comienzo de la carrera. Fue por el encuentro con dos textos: La interpretación de los sueños y Así habló Zaratustra. En ese entonces palpé la lógica inconsciente en los sueños, los escribía, estaba fascinado, intentaba desarrollar lo más posible las asociaciones, sus interpretaciones. Sin embargo decidí comenzar una terapia. No podía solo. Con Nietzsche la interpretación se me fue al demonio. Los puntos de vista de una frase, de un párrafo, eran tantos, que creía enloquecer. Era un neurótico grave que rozaba la locura de no poder detenerme en un sentido. En ese entonces un íntimo amigo desencadenó en una psicosis y me encontré acompañándolo durante dos años. Creo que fue ese deseo el que motivó que, a la par que perdía un amigo, decida mi profesión. Siempre fue el psicoanálisis. Aunque tuve mi formación en psicología social. Al final nunca supe por qué me banqué hacer la carrera de psicología, si mi asunto era el psicoanálisis… 

4 – ¿Quiénes fueron o son sus maestros?

Creo que en parte la lógica de la UBA enseña bastante, sin poder detenerme en un sujeto, entendido como maestro. El sólo hecho de asistir hace que la formación pase por lo que ocurre en esos márgenes que son también la institución: los compañeros, la biblioteca, el día a día allí. Luego comencé a relacionarme con Gerardo Maeso por fuera de la facultad. Lo seguí en sus seminarios de Enlace Clínico hasta que me echaron. Ahí me invitó a seguir por la EOL, donde junto a Lito Matusevich, desarrollaban unos seminarios que traían mucha luz sobre lo considerado como la última enseñanza de Lacan. Grupos de estudio, carteles, la enseñanza se fue diversificando. Pero, sin embargo, desde siempre son los pacientes mis maestros.  

5  - ¿Freudiano o Lacaniano?  ¿Por qué?

Lacaniano, muy a mi pesar. Es un tipo que admiro y detesto con la misma magnitud. No creo que haya un retorno a Freud con Lacan, sino un planteo de toda otra lógica y una nueva teoría, en la que aún no estoy del todo familiarizado (y que tal vez no lo esté nunca). Para mí es una gran farsa ese retorno a Freud. Sin embargo mantengo una lectura constante de los textos freudianos, para percibir no sólo las diferencias, sino las lógicas culturales que comandan sus decires a la hora de conformar su cuerpo conceptual. Pero mi forma de atención está más acorde con los planteos lacanianos, por dos sencillas razones: atiendo en el Borda pacientes con psicosis, un gran logro que se lo debemos principalmente a Lacan, y son ellos los que me enseñaron la necesidad de un tiempo variable en la sesión, cosa que Lacan conceptualizó. 

6 – ¿Qué libro le gustó más escribir? ¿Por qué?

¡Cuidado con la música!, pues sentí que algo decía. Sin embargo lo he sufrido mucho. No pude desprenderme de él… creo que mi temor me hizo valiente. Ese texto es un gran rompedero de cabeza. Con ese texto me enciendo. Tal vez por eso me gustó más escribir, porque me di varios gustos.

7 - ¿Cuál fue la última película que vio en el cine?

El principito. Desde que mis niños inundan los días, las películas en el cine se transformaron en salidas con ellos. Disfruto demasiado las películas infantiles (que ya no lo son), y ellos son unos interlocutores muy interesantes a la hora de charlar sobre los temas que se plantean en las pelis. De hecho, me ayudaron muchísimo cuando escribí Bellas y Bestias, pues hice un recorrido de todas las películas de Disney y de los cortos de Mickey Mouse (y otros personajes); lo que ellos veían trajo mucha luz a lo que, por ser un adulto consagrado, no podía observar.

8– ¿Qué libro está leyendo o cuál fue el último que leyó?

Nunca leo un libro, te puedo decir los que estoy leyendo, pero temo que me tomen por un sujeto maníaco. Desde mi trabajo de editor estoy con 10 libros permanentemente encima en sus lecturas. Pero si hablamos de los que voy leyendo te puedo contar que son: Ulises (James Joyce; obviamente imposible de leer); Matar un animal (Susana Villalba); Los desarzonados (Pascal Quignard); Una muerte muy dulce (Simone de Beauvoir); Vidas y leyendas de Jacques Lacan (Catherine Clément); Lo abierto (Giorgio Agamben); Esteban, el héroe (James Joyce); y para mis vacaciones voy a dejar todo eso al margen para entregarme a un hermoso libro que reúne los libros de Alicia, junto con cartas, etc., de Lewis Carroll, y el diario de Alejandra Pizarnik que, en rigor de verdad, es el primer libro en el que no poso mis ojos, pues me lo lee María Magdalena cada vez que agarramos la ruta y manejo.  

Libros de Nicolás Cerruti:

Como compilador: Música: saber hacer con lalengua (Letra Viva, 2015). Como autor: ¿Usted está aquí? (Libro digital). Bellas y Bestias (Letra Viva, 2015). ¡Cuidado con la música! (Letra Viva, 2014). Hablemos de angustias (Letra Viva, 2013; junto a Florencia Fracas). Literatura ∞ Psicoanálisis: el signo de lo irrepetible (Letra Viva, 2013; junto a Flor Codagnone). La novela: La voz en off (Letra Viva, 2012). Y el libro de cuentos: Disculpe las molestias ocasionadas (2009).

 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | Pablo Peusner 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | ¿Qué tendrá ella que no tenga yo? Acerca de un caso de celos 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Un lugar en el dese(ch)o1 materno 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Gabriela Insua 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Carolina Rovere 

 

 
» ACADP
Programa de formación en crianza  Inicio Agosto 2018
 
» Centro Dos
Formación clínica en Psicoanálisis  charlas informativas
 
» Lacantera Freudiana
Cursos 2018  CABA - ZONA OESTE
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com