Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Repetir, enseñar y transmitir
  Por Leopoldo M. Piazza
   
 
Cada vez que se presenta un paciente por primera vez, se impone el vacío en el analista, para escuchar aquí y ahora lo singular de su goce.
Cada vez que se acerca un observador, o practicante, o concurrente, hay pasos, comentarios, indicaciones, explicaciones que es preciso reiterar. Entonces, en lo específico de la clínica psicoanalítica, si hay un “observador” ¿hay mostración?, ¿el lugar del tutor/supervisor institucional coincide con el del analista?

Lo que sigue son algunas reflexiones, motivadas por esta práctica institucional de recibir alumnos avanzados y noveles egresados de la carrera de Psicología, y se intentará una articulación teórica.
Escucho que golpean la puerta, abro, miro y pregunto “¿Sí…?”.
La respuesta más frecuente: “Es para sacar un turno con el psicólogo”. Hago pasar al consultante, me presento y presento a el/la observador/a, le ofrezco sentarse. Quien se encuentra frente a mí es un absoluto desconocido. Una ignorancia radical respecto de él es mi punto de partida.
Si es posible, hago unas pocas preguntas (nombre y apellido, edad, fecha de nacimiento, documento, obra social, dirección, barrio y teléfono). En ocasiones no es posible completar “ordenadamente” estas preguntas, tal vez se conteste a lo largo de la entrevista, quizás al finalizar. La/o invito a hablar del motivo de su consulta, escucho.
Esta secuencia se repite cada vez que alguien se presenta por primera vez en el servicio de Salud Mental del CAPS 9 de Julio donde me desempeño como psicólogo, en el marco de la APS que brinda la Municipalidad de General Pueyrredón.
Suelo estar acompañado por un observador/a de la Cátedra de Psicología Clínica o un residente/a de pre grado del Área Clínica, en ambos casos alumnos de pre grado de la Facultad de Psicología de la UNMDP, en otros casos es un concurrente de post grado de la misma Facultad.

Al uno, el consultante, le ofrezco mi escucha. Al otro, observador, le facilito la observación, en ocasiones silenciosa, en ocasiones participante, de esta primer entrevista. Las singularidades en que esta escena, aparentemente repetida, se encarna una y otra vez, brindan material para una enciclopedia.
Me detengo a reflexionar acerca de la coexistencia en mi persona de dos funciones, el “psicólogo” y el “tutor/supervisor institucional”.
En el mejor de los casos, para el consultante, puedo llegar a encarnar el Sujeto supuesto al saber que le aliviará el malestar/sufrimiento que lo empuja a la consulta, iniciándose allí un recorrido. Tal vez sólo concurra por una certificación, o porque “me mandan de…”, etc. etc.

Para los observadores es la expectativa de ver un psicólogo en acción, algo así como un modelo, una alternativa entre otras, de cómo desarrollar su futuro rol profesional.
En ambos casos coincide la expectativa de un saber, ¿el mismo?
En referencia a la segunda expectativa, la de los observadores, pienso en esta cita: “De modo que, si es verdad que respecto a ustedes yo no puedo estar aquí sino en la posición de analizante…” (J. Lacan Seminario 20, Clase 1, 21/11/72). Aquí Lacan, dirigiéndose a los participantes de su Seminario, da cuenta de en qué posición se ubica para hablar. Pero como no estoy dictando clase, sino en plena acción, no me satisface esta referencia. Me sirve, no obstante, de “puente” para ligarla a otro enunciado de Lacan: “… el controlador manifiesta en ello una segunda visión (la expresión cae al pelo) que hace para él la experiencia por lo menos tan instructiva como para el controlado. (…)
La razón de este enigma es que el controlado desempeña allí el papel de filtro, o incluso, de refractor del discurso del sujeto, y que así se presenta ya hecha al controlador una estereografía que destaca los tres o cuatro registros en que puede leer la partitura constituida por ese discurso.

Si el controlado pudiese ser colocado por el controlador en una posición subjetiva diferente de la que implica el término siniestro de control (ventajosamente sustituido, pero sólo en lengua inglesa por el de supervisión), el mejor fruto que sacaría de ese ejercicio sería aprender a mantenerse él mismo en la posición de subjetividad segunda en que la situación pone de entrada al controlador.” (Función y campo de la palabra y del lenguaje, informe de Roma septiembre 1953).
O sea que, postulo, el observador está per se en una posición segunda.

Mi actuación viene a servir de “filtro” o refractor del discurso del sujeto, ya que, en tanto que conduzco la entrevista, condiciono la producción discursiva del consultante.
Considero entonces válido homologar mi posición a la del controlado/observado.
Desde esta perspectiva, es posible, a mi entender, validar esta experiencia como un elemento más en la formación, no solo de psicólogos, sino, y más precisamente, de analistas. Al menos será una instancia en ese recorrido de formación, y no un obstáculo.
Y es preciso que aclare, que en esto, no estará en juego ninguna habilidad del que subscribe.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Horizonte actual de la clínica psicoanalítica 

 

 
» Jornadas 2018 del Ameghino
Cuestionamientos del Psicoanálisis. La diferencia sexual interpelada   26 y 27 de noviembre de 2018
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» Fundación Tiempo
ATENEO CLÍNICO: “¿Dónde está el dolor cuando no habita el cuerpo?”   Viernes 23 de noviembre, 19.30 hs. A cargo de Gustavo Nahmod.
 
» AEAPG
Maestría en Psicoanálisis / Especialización en Psicoanálisis de Adultos  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Seminarios Diciembre  conocé todos los seminarios:
 
» LE SEPTIÈME CIEL, de Benoît Jacquot.
CICLOS DE CINE Y PSICOANÁLISIS:  Presenta Eduardo Laso. Sábado 24 de noviembre, 17 hs.
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  charlas informativas
 
» La Tercera
Seminarios Octubre y Noviembre  Sábados 10hs
 
» Fundación Tiempo
Borges y el Psicoanálisis  TERCEROS VIERNES DE CADA MES, de 19 a 20.30 hs.
 
» Centro Dos
Conferencias  segundo cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Centro Dos
Seminarios   segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Formación clínica en Psicoanálisis  Ingreso Agosto 2018
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com