Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Entrevista

Ana Rozenfeld
  “La resiliencia, esa posición subjetiva ante la adversidad”
   
  Por Emilia Cueto
   
 
Desde el año 1998 se encuentra abocada al estudio de la noción de resiliencia. ¿Qué aportes brinda a la praxis del psicoanálisis esta investigación?

Mi aporte consiste en efectuar una elaboración teórica desde el Psicoanálisis de una nosografía que pertenece al campo de las ciencias duras como la física, la ingeniería
Analizo la Resiliencia como esa respuesta inesperada que puede generarse espontáneamente en algunos individuos a partir del traumatismo vivido y sus efectos psíquicos. En tal sentido considero las diferentes posiciones subjetivas que pueden expresarse ante el perjuicio sufrido. Menciono la posición creativa, la posición reparatoria, la posición reivindicativa, la del sobreviviente en situaciones límites, en casos de discapacidad, el humor, etc.
Considero que los psicoanalistas no se han ocupado mucho de este tema.

En La Resiliencia: esa posición subjetiva ante la adversidad refiere que no concuerda con la hipótesis que sostiene que la resiliencia cura el trauma. ¿Por qué no adhiere a ese postulado?

La resiliencia es un concepto que ha sido instrumentado políticamente por algunas ideologías que han puesto énfasis en el triunfo de los más aptos y exitosos.
El sentido que le adjudico a esta noción en mi libro no acuerda con ese criterio darwinista, sino que interpreto la resiliencia como una producción psíquica que puede gestarse en un individuo a raíz de dolor, la desesperación, el enojo producido por el perjuicio traumático vivido.
Esta cualificación psíquica que se produce en el Yo, puede estar determinada por factores inconscientes como las identificaciones, el ideal del yo, mandatos identificatorios, etc.
La resiliencia no sutura las heridas sufridas. Para ello será necesario recurrir al tratamiento psicoanalítico, el que irá bordeando durante su devenir la significación de estos traumatismos en el paciente.
Puedo citar como ejemplo de Resiliencia a las Madres de Plaza de Mayo que se unieron reclamando justicia por los 30.000 desaparecidos. Agruparse les dio fuerza para enfrentar esa gran tragedia pero las heridas sufridas no cerraron.

Incluso señala que puede “haber patologías enmascaradas en esa manifestación psíquica”. ¿Cómo se puede detectar tal ocultamiento?

La mirada psicoanalítica de cada caso puede ayudar en su detección. A veces se producen manifestaciones en la resiliencia que son producto de la negación, disociación, repudio o represión de las vivencias traumáticas padecidas. Le daré un ejemplo: Primo Levy fue una expresión de resiliencia, escribió mucho sobre el Lager (Campo de concentración), pero terminó suicidándose.
Debo aceptar que ciertas defensas psíquicas no son suficientes para tramitar lo sufrido por las víctimas del Holocausto, muchas de las víctimas guardaron silencio, durante muchísimos años hasta que pudieron comenzar a hablar del tema.

En cambio coincide con la noción de resiliencia como transmutación intrapsíquica. ¿En qué consiste esa transmutación y qué se transmuta?


Se transmuta el dolor, la desesperación, el enojo por el perjuicio sufrido inesperadamente, se trasmuta el desvalimiento que pueden quebrantar emocionalmente al sujeto, por una nueva posición subjetiva que expresa distintas vías de tramitación.

En relación a situaciones habitualmente consideradas traumáticas Moty Benyakar utiliza el término “disruptivo” adjudicado al evento (por más terrible que sea), diferenciándolo así del efecto traumático que éste pudiera tener o no en el sujeto. Es decir que no hay hechos traumáticos per ser. Y ubica como una de las derivaciones de lo disruptivo la resiliencia ¿Acuerda con esta lectura?

No conozco las ideas de Benyakar sobre la resiliencia.
Le comento que para conceptualizar la resiliencia me baso en tres nociones: adversidad, vivencia traumática y perjuicio. La adversidad trasciende la voluntad del sujeto, se da por azar, por accidente, sin una razón lógica que la explique. Alude a una experiencia que se sostiene en ese desgraciado golpe del destino, donde la subjetividad se topa con lo innombrable e insoportable de ese choque violento e inesperado. La adversidad se conecta con lo traumático de vivencias afligentes para el sujeto que lo padece. El azar y la resiliencia están emparentados, la primera alude a lo imprevisible, la segunda a un modo de tramitación.

¿Qué mecanismos se pueden instrumentar desde el Estado y las instituciones intermedias para favorecer que allí donde nos encontramos con catástrofes sociales, el sujeto disponga de otros recursos elaborativos?

Recomiendo en el abordaje de catástrofes sociales, la creación de equipos interdisciplinarios constituidos por sociólogos, psicoanalistas, psicólogos, asistentes sociales, etc.
Es importante asistir, escuchar, contener a las víctimas, ayudarlas a reconstruirse –luego de lo traumático vivido– a través de un trabajo terapéutico, individual o grupal según los casos. Si se piensa en un abordaje grupal, es conveniente elaborar un proyecto con objetivos claros, una metodología de trabajo con la población afectada, en un lapso de tiempo que permita evaluar los efectos y realizar un seguimiento. Formaría grupos separados con niños y adolescentes.
Ante catástrofes como las que estamos viviendo en estos días a raíz de las inundaciones ocurridas en la Ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires, considero que el Estado y las instituciones intermedias deberían: a) investigar las causas por las que se producen; b) invertir en obras públicas, preparar espacios para la evacuación de personas; c) capacitar a la población a través de normas que pauten el modo de protegerse y manejarse durante este tipo de emergencias, d) enfatizar la solidaridad hacia el prójimo, e) es importante ofrecer asistencia psicológica a las víctimas en el lugar de los hechos, dado que ellos no van a dejar sus casas para ir a atenderse, pues temen los saqueos. Hay que implementar una estrategia adecuada y ubicada dadas las circunstancias.

En el texto anteriormente citado señala que desde su punto de vista la resiliencia es un logro que tiene un costo psíquico, no resuelve los conflictos, ni diluye el sufrimiento. ¿Qué diferencias y que puntos de contacto se pueden establecer entre resiliencia y síntoma?

Para la teoría psicoanalítica el síntoma está vinculado con lo reprimido y su retorno. Resulta ser una formación sustitutiva, un derivado de las psiconeurosis. Para explicar la resiliencia mi punto de partida son las neurosis traumáticas. La resiliencia no es un síntoma, es una producción subjetiva.
En sus escritos, en varios de los ejemplos que toma de su clínica, se puede leer que la resiliencia aparece por añadidura. Esta es una frase que Lacan y el psicoanálisis lacaniano utilizan al hablar de la cura en análisis: “viene por añadidura”. ¿Su propuesta guarda relación con el planteo lacaniano?, de ser así, ¿por qué hablar de resiliencia?
Cuando digo que la resiliencia puede darse por añadidura, me refiero a un efecto logrado en mi experiencia clínica con los pacientes pues bordeando lo traumático de los traumatismos sufridos, puede generarse una nueva posición subjetiva, en tal sentido hablo de resiliencia. Su pregunta es interesante porque tengo que distinguir entre aquella posición subjetiva que se produce espontáneamente en la resiliencia, de aquella otra posición subjetiva lograda como producto del trabajo clínico con el paciente.

En 2007 dictó en Italia, en la Escuela de Especialización en Psicología Clínica de Turín, un seminario sobre técnica psicoanalítica y supervisiones clínicas. ¿Ha cambiado el enfoque de uno de los pilares del tríptico freudiano, desde los comienzos del psicoanálisis cuando solía recibir más frecuentemente el nombre de análisis de control, a lo que usted pueda constatar en su práctica en estos días?

Lo que ha cambiado no es el análisis de control, sino las diferentes lecturas del inconsciente que pueden efectuar las distintas corrientes psicoanalíticas. Me estoy refiriendo a la filiación teórica del analista.
Usted ha sido supervisora en el equipo de Psicopatología del Hospital Durand y de Psicopedagogía en el Hospital Piñero. ¿Cómo se trabaja en estos ámbitos el tema del dinero, a partir de la falta de pago por parte de los pacientes, y en la mayoría de los casos de cobro de quienes están en función de analistas, habitualmente en carácter “ad honorem”, teniendo en cuenta la importancia que éste tiene en la clínica?
En calidad de supervisora clínica en las dos instituciones, mi trabajo se ha centrado en la patología del paciente en cuestión y su abordaje clínico. El trabajo “ad honorem” del psicoanalista en hospital, es interpretado como un recurso que lo enriquece en su formación, que lo capacita brindándole un amplio espectro de pacientes. Resulta ser un medio para adquirir experiencia clínica. Los residentes cobran honorarios.
La falta de pago de los pacientes y su incidencia en el tratamiento no es pasible de generalizaciones, habrá que ver el caso por caso.

En nombre de elSigma le agradezco su participación en este espacio y sus aportes sobre una noción que abre nuevas perspectivas de pensamiento e intervención para el psicoanálisis, en intención y en extensión.
______________
Ana Rozenfeld es Psicoanalista. Miembro titular en función didáctica de la asociación Psicoanalítica (APA) y Full member of the International Psychoanalitical Association (IPA). Especialista en Resiliencia y autora de La resiliencia, esa posición subjetiva frente a la adversidad. Su conceptualización psicoanalítica (Letra Viva, 2012)
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Ana María Fernández  El género bajo la lupa del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | Eduardo Said  UN PSICOANALISTA EN LA POLIS
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Leonardo Leibson  Las psicosis después de Lacan
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | PAULA SIBILIA  Las mutaciones del sujeto, la “descorporificación” y la intimidad como espectáculo
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Pablo Zunino Spitalnik  El doctor Lacan en las tablas
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Diana Sahovaler de Litvinoff  “Sujeto, intimidad y tecnología”
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Carlos Gustavo Motta  El cine y la subjetividad de la época
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Martín Alomo  Elección y goce
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Alicia Stolkiner  Política social en Salud Mental: no tratar a nadie como mercancía
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | Sergio Zabalza  La “hospitalidad” del psicoanálisis y las articulaciones del discurso
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | Silvia Wainsztein  De la adolescencia al tercer despertar sexual
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Verónica Cohen  “No hay que confundir a los maestros con amos, es un rechazo de la transferencia al discurso”
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Roberto Rosler  “De la neurobiología de la afectividad al psicoanálisis”
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Rebeca Hillert  Niños y analistas en análisis
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Alfredo Eidelsztein  “Del Big Bang del lenguaje y el discurso en la causación del sujeto”
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Amelia Imbriano  ¿Por qué matan los niños?
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | Creencia y sacrificio en el capitalismo salvaje 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | Carina Kaplan  “No existe un gen de la violencia”
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Psicoanálisis y ceguera  Entrevista a Cristina Oyarzabal
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Julio Granel  Lecturas psicoanalíticas del accidentarse
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Susana Kuras de Mauer  Acompañamiento Terapéutico: de la prehistoria a los dispositivos actuales
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Marcelo Percia  “Estar psicoanalista en situación numerosa”
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Hugo Dvoskin  Un psicoanalista… fotograma por fotograma
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Edgardo Feinsilber  Tras las constelaciones pulsionales
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Haydée Nodelis  De Masotta y Sciarreta al Hospital Moyano y los test mentales
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Entrevista a Patricia Alkolombre  Reproducción asistida: un campo fértil para el psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Isidoro Berenstein  Lo vincular frente al psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Moty Benyakar  Lo disruptivo en psicoanálisis: de la trinchera al diván
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Leandro Pinkler  filosofía y Psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Alfonso Luis Masotti 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Juan Dobón 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rubén Slipak 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Daniel Paola 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | José E. Abadi 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Eduardo Foulkes 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Héctor Rupolo 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Mariam Alizade 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Juan Jorge Michel Fariña 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Homenaje a Oscar Masotta   Palabras de Norberto Ferreira y Teodoro P. Lecman
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Esteban Levin 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Gabriel Rolón 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Nora Trosman 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Stella Maris Rivadero 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Jorge Rodríguez  El saber está, ineludiblemente, entre el poder y el dinero
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Acerca de la vejez, también del analista 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Liliana Donzis 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Giolu García Reinoso 
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Norberto Ravinovich   de Masotta a Letrafonía
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Mario Buchbinder  Psicoanálisis y Máscaras
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | "Vivir hasta la muerte"  Homenaje a Fernando Ulloa
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | Jorge Baños Orellana 
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | Luis Kancyper 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Héctor López 
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Pablo Peusner 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | Robert Lévy 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Néstor Braunstein 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | Leopoldo Salvarezza  La medicalización de la vejez
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Homenaje a Pichon Rivière 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Marta Gerez Ambertín  Los registros de la culpa
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Juan Vasen  El niño programado
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Enrique Millán  La adolescencia y el
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Eric Laurent  Psicoanalista a partir de Lacan
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Jorge Alemán  Embajador del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 103 | septiembre 2006 | Alberto Sava  La locura a escena
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Sergio Rodríguez 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | Silvia Ons  Psicoanálisis y cultura
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | El horror ante la vejez 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Conmemoraciones freudianas  Cinco diálogos a propósito de los 150 años del nacimiento del fundador del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | Horacio Etchegoyen  Un didacta del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Charles Melman  Transmitir sin religión
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Alfredo Eidelsztein  Psicoanalista Didáctico
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Pura Cancina  La fábrica del caso
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | Esther Díaz  Deseo y poder
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | Gabriel Lombardi  La posición del analista
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Silvia Bleichmar  La sociedad al diván
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Rudy  Analista retirado
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | Juan Bautista Ritvo  Un analista en controversia
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Norberto Marucco  El trabajo del psicoanalista
» Imago Agenda Nº 88 | abril 2005 | Ana María Gómez  El pago en psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | José Schavelson  Freud, un paciente sin cáncer
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Alicia Hartmann  Psicoanalizar niños
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Janine Puget  Psicoanálisis de los vínculos
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | José Grandinetti  Psicoanálisis en el Borda
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Hugo Vezzetti  Tras las huellas de Freud en Argentina
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Colette Soler  De rupturas y construcciones
» Imago Agenda Nº 81 | julio 2004 | Carlos Ruiz  Topología y psicoanálisis: articulaciones
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Armando Bauleo  De Pichon a Italia y de lo grupal a la desmanicomialización
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Roberto Harari  Un "torbellino" en la historia
» Imago Agenda Nº 78 | abril 2004 | Beatriz Sarlo  Sintáxis del zapping y postmodernidad
» Imago Agenda Nº 77 | marzo 2004 | Francois Leguil  El objeto del psicoanálisis es el deseo
» Imago Agenda Nº 76 | diciembre 2003 | Fernando Ulloa  El oficio de psicoanalista
» Imago Agenda Nº 73 | septiembre 2003 | Silvia Amigo 
» Imago Agenda Nº 71 | julio 2003 | Eva Giberti  Pensando la adopción
» Imago Agenda Nº 70 | junio 2003 | Eduardo Grüner  La democracia es el objeto a de la política
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | Eduardo Pavlosky  Pasión por los grupos
» Imago Agenda Nº 68 | abril 2003 | Silvio Maresca  La declinación argentina
» Imago Agenda Nº 67 | marzo 2003 | Ricardo Rodulfo  El psicoanálisis en la universidad
» Imago Agenda Nº 66 | diciembre 2002 | Héctor Yankelevich  Nos hay psicoanalista de niños
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Rubén Zuckerfeld  La clínica de la escisión
» Imago Agenda Nº 64 | octubre 2002 | José Milmaniene  La escritura y la ley
» Imago Agenda Nº 63 | septiembre 2002 | Rolando Karothy  No hay un goce para todos
» Imago Agenda Nº 62 | agosto 2002 | Carlos Brück  Los psicoanalistas podemos ser escépticos
» Imago Agenda Nº 61 | julio 2002 | Juan Carlos Indart 
» Imago Agenda Nº 60 | junio 2002 | Raúl Yafar 
» Imago Agenda Nº 59 | mayo 2002 | Tomás Abraham  La censura del lacanismo
» Imago Agenda Nº 57 | marzo 2002 | Emilio Rodrigué 
» Imago Agenda Nº 55 | noviembre 2001 | Isidoro Vegh  Descubrir nuevos campos de goce
» Imago Agenda Nº 54 | octubre 2001 | Juan David Nasio  La femineidad sigue siendo un enigma
» Imago Agenda Nº 53 | septiembre 2001 | Élida E. Fernández  La psicosis no es otro idioma
» Imago Agenda Nº 50 | junio 2001 | Betty Garma 
» Imago Agenda Nº 49 | mayo 2001 | Juan Carlos Volnovich 

 

 
» Jornadas 2018 del Ameghino
Cuestionamientos del Psicoanálisis. La diferencia sexual interpelada   26 y 27 de noviembre de 2018
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» Fundación Tiempo
ATENEO CLÍNICO: “¿Dónde está el dolor cuando no habita el cuerpo?”   Viernes 23 de noviembre, 19.30 hs. A cargo de Gustavo Nahmod.
 
» AEAPG
Maestría en Psicoanálisis / Especialización en Psicoanálisis de Adultos  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Seminarios Diciembre  conocé todos los seminarios:
 
» LE SEPTIÈME CIEL, de Benoît Jacquot.
CICLOS DE CINE Y PSICOANÁLISIS:  Presenta Eduardo Laso. Sábado 24 de noviembre, 17 hs.
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  charlas informativas
 
» La Tercera
Seminarios Octubre y Noviembre  Sábados 10hs
 
» Fundación Tiempo
Borges y el Psicoanálisis  TERCEROS VIERNES DE CADA MES, de 19 a 20.30 hs.
 
» Centro Dos
Conferencias  segundo cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Centro Dos
Seminarios   segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Formación clínica en Psicoanálisis  Ingreso Agosto 2018
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com