Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

El gobernante, la justicia y el pudor
  Por Sergio Zabalza
   
 
“Los no púdicos yerran”.1
Jacques Lacan

¿Qué es lo dañado cuando un acto médico no cuenta con la debida privacidad? ¿Se trata sólo de una afrenta al individuo o más bien la ofensa se redobla por contener un mensaje intimidatorio al conjunto social? ¿Cuál es la responsabilidad del gobernante y de la justicia en la crucial y delicada zona que articula lo público y lo privado? El sonado caso acontecido hace pocos días en esta ciudad revela la estrecha y decisiva relación que guardan ley, política y subjetividad.
Una práctica quirúrgica comprendida dentro de lo que la ley contempla como aborto no punible –violación, acontecida además en el sórdido ámbito de la trata de personas–, adquirió estado público tras el impúdico anuncio que la autoridad política citadina formuló horas previas a la intervención. Como todo resultado, la práctica fue suspendida en virtud del improcedente amparo que una jueza ultramontana dio a lugar.

Sabido es que el abuso sexual infringe uno de los peores daños que puede sufrir una persona. Se trata de un atropello a la intimidad, esa zona privada que, por rara paradoja, sólo se constituye en relación al semejante. En efecto, al invadir el cuerpo de la víctima, el agresor usurpa los territorios que albergan los rastros más entrañables de la infancia, la huella de los primeros cuidados que determinan nuestro carácter y sensibilidad, ese baño en la piel que nos invitó a sonreír y confiar en el semejante. El sentimiento de sí, la mismidad, sólo se construye en el alojamiento amoroso del Otro.
Por eso, cuando desde el poder se viola la privacidad de las personas, el lazo social se degrada. Esto es: el sujeto –como término resultante de aquel intercambio temprano– se reduce al individuo, ahora acuciado por el miedo, la vergüenza, el mutismo o el retraimiento.

(Quizás por estar advertidas de este peligro, y como muestra de solidaridad para la concejala española cuyo video íntimo había sido divulgado en la web, algunas mujeres subieron fotos a la red mostrando sus pechos2. Es que la esencia del gesto solidario que restituye lazos –lejos de la mera obra de caridad para aliviar culpas propias– consiste en descentrarse, es decir: ponerse en el lugar del Otro. A mi entender, aquí reside la falacia en que se sostiene la cruzada antiabortista. Su fetichista posición –que somete al sujeto a la voluntad de goce del Otro Todopoderoso– le impide ubicarse en el lugar de una mujer que no desea el destino que, en este caso, la violencia le impuso).
Lo cierto es que sin respeto a la intimidad, no hay lazo ni comunidad posible. Platón lo sabía muy bien. Por eso, cita el mito de Prometeo3, en cuyo relato explica que los dioses, para contribuir a la buena convivencia entre los mortales, dotaron a los hombres y mujeres de dos recursos indispensables: la justicia y el pudor.

El pudor poco tiene que ver con una moralina mojigata. Antes bien, es la “única virtud”4, según refiere Lacan. Es el velo que protege y al mismo tiempo hace posible compartir nuestro más íntimo ser. El pudor está muy cerca de la vergüenza, pero no es lo mismo. La vergüenza es hermana de la culpa, de la inhibición y la soledad; el pudor, en cambio, camina de la mano del deseo. Así, resulta ser un privilegiado articulador social. En efecto, el mohín con el que una mujer se acomoda la falda también puede ser una invitación, para quien sabe construir un código de seducción compartido.
El campo femenino es particularmente sensible a esta condición social de la intimidad, porque de manera inmediata distingue, por ejemplo, entre la mirada que agasaja y aquella que invade. Es que “el impudor de uno basta para constituir la violación del pudor del otro”5.
De manera que la dimensión de la intimidad de ninguna forma está disociada de la esfera de lo público. Así, es responsabilidad del gobernante que la vida de la polis albergue el pudor que, al cuidar la intimidad de las personas, habilita el encuentro respetuoso en la ciudad.
Se hace necesario decir que ni el gobernante ni la jueza estuvieron a la altura de su función. No cuidaron la intimidad de la persona ni tampoco el pudor en la polis.
_______________
1. Jacques Lacan, El Seminario: Libro 21, “Los no incautosa yerran”, Clase 9 del 12 de marzo de 1974.
2. Olvido Hormigos Carpio.
3. Platón, Protágoras, 320 d, 321 d.
4. Jacques Lacan, El Seminario: Libro 21, “Los no incautos yerran”, clase 9 del 12 de marzo de 1974.
5. Jacques Lacan, “Kant con Sade”, en Escritos 2, . Buenos Aires, Siglo XXI; 1998.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Silencio: esa puta soledad de la lengua 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Púberes en peligro   Saber hacer allì con lo imprevisto
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Kafka, la familia y el Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La gavilla de zombies asesinos y consumidores 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Realidades violentas: ¿contra los hijos o contra el Padre? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Cuatriciclos: papá ya no lo sabe todo 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El sexo del nombre o el nombre del sexo 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | “…Io antes de hablar, quesería decir algunas palabras”  
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Autismo ministerial 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Elección sexual: la ropa del síntoma 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Dos familias de locura 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | ¿Amor o crimen subjetivo? 
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Uno vuelve, entre el centro y la ausencia 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | ¿Testigo o superstite? 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presencia y ausencia del amigo 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Bisnieto de rabino, hijo de un psicoanalista 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Filicidio: niños liquidados 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La salud lacaniana: Del consumidor subsidiado a la responsabilidad subjetiva 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Violencia Rivas quiere ser mamá 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Entrevistas con padres  Qué hay para escuchar; qué hay para perder
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Japón: ética, arte y ultraje bajo el mismo cielo 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Patagones: El despertar de la primavera 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | La mano del fantasma: entre Niñez y Adolescencia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Gordos: el reverso del yuppie 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Servicio cínico voluntario (o sobre la moral del bufón) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | El porvenir de la diferencia 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Fuego, responsabilidad y contingencia (o sobre el tabú de Cromañón) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Síntoma y pubertad  La latencia de que adolece todo significable
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | “Tratame bien”... o sobre la máscara y el nombre 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Hambre y amor 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Los muros se hacen del lenguaje 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La "previa" y los semblantes 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Vacaciones: La invensión del regreso 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Decepción, vulnerabilidad e identificación en la adolescencia 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | La "vida inútil" del analista 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Apropiación, desamparo y transmisión simbólica 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La imagen del Otro 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Pasar el tiempo en Gesell  (o sobre la declinación del prójimo)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Padre e hija: la filiación en el cuerpo  (una diferencia entre psicoanálisis y literatura)
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Salud Mental:  "Un quilombo de la puta madre"
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El juego de la transferencia  Estética o intemperie en el momento de concluir
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Viagra entre los jóvenes  Un tema para nunca acabar
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Un requiem de dulce de leche 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Freud: hacer algo con el nombre 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El zapping de la memoria.  (o por qué le pegamos a los viejos)
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Cromañón: urgente una mujer 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | El secreto mafioso del síntoma 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | 2046: Fin del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | ¿De quién es el duelo?  Algo más sobre el caso de Romina Tejerina
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Cuando el arte no hace un lugar  (o sobre la noción de Hospitalidad del Síntoma)
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Cadáver exquisito 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Nota al pie: una perspectiva topológica del Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una peste que entra por los ojos  (reflexiones a partir de La Invención de Morel)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Caballeros Damas ¿La anatomía es el destino? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El revo-ltril  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Los “nuevos síntomas”, de los analistas 

 

 
» Secretaria Apertura
Jornadas Internacionales: "Apertura para otro Lacan"  16 y 17 de Noviembre
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  Ingreso Permanente
 
» La Tercera
Seminarios Octubre y Noviembre  Sábados 10hs
 
» Centro Dos
Seminario 7 de Jacques Lacan  viernes de 14 a 15:30hs
 
» Fundación Tiempo
Borges y el Psicoanálisis  TERCEROS VIERNES DE CADA MES, de 19 a 20.30 hs.
 
» Centro Dos
Conferencias  segundo cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Fundación Tiempo
SEMINARIOS DE PSICOANÁLISIS   Comienzan en Octubre
 
» Centro Dos
Seminarios   segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com