Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Entrevista

Alfredo Eidelsztein
  “Del Big Bang del lenguaje y el discurso en la causación del sujeto”
   
  Por Emilia Cueto
   
 
Apertura es una sociedad de psicoanalistas que tiene la particularidad de no tener un centro, existen varias Aperturas: La Plata, Buenos Aires, Salta, La Paz (Bolivia); con grupos asociados al proyecto en San José (Costa Rica), Medellín (Colombia), Porto Alegre, San Pablo (Brasil) y en otras ciudades de Argentina y Latinoamérica que trabajan vinculadas en un programa de investigación en psicoanálisis.
Desde noviembre de 2008 Apertura publica la revista El Rey está desnudo que se caracteriza por un formato de publicación científica (argumentación lógica, resumen, palabras clave y una muy cuidada referencia de citas), poco habitual en el ámbito psicoanalítico. Entrevistamos en esta ocasión al Dr. Alfredo Eidelsztein, psicoanalista, miembro de Apertura, autor de La topología en la clínica psicoanalítica, Modelos, esquemas y grafos en la enseñanza de Jacques Lacan, Las estructuras clínicas a partir de Lacan (2 volúmenes), El grafo del deseo (traducido el año pasado al inglés), La pulsión respiratoria en psicoanálisis (en colaboración) y en esta oportunidad autor del “El origen del sujeto en psicoanálisis. Del Big Bang del lenguaje y el discurso en la causación del sujeto” que se publica en el último número de la revista de su Sociedad y, al igual que todas sus obras, a través de nuestro sello editorial.

¿Cuál es a su criterio la situación del psicoanálisis actualmente y cuál es el aporte que se pretende hacer desde El Rey está desnudo?

La situación del psicoanálisis en la actualidad me parece que es la misma que Lacan diagnosticó desde 1953 y hasta el momento de su muerte: “Los psicoanalistas no están a la altura teórica que demanda su praxis”. En relación a esta dificultad tanto en Apertura como en nuestra revista intentamos colaborar con la resolución del problema estudiando e investigando; y bajo un modo racional comunicamos nuestros trabajos. No nos avalamos en la experiencia ni en la autoridad de las personas; para nosotros la producción de un joven desconocido vale lo mismo que la de un viejo famoso, todo depende de la calidad teórica ­rigurosidad, análisis, racionalidad, serias referencias bibliográficas, comunicabilidad, etc.­ de la investigación. Además hacemos algo muy infrecuente en las sociedades de analistas: estudiamos matemáticas, física, lógica, lingüística moderna, etc. y nos planteamos que el psicoanálisis habita en el seno de ese conjunto de saberes. Nos planteamos que el saber, la teoría, los modelos teóricos crean las prácticas; esa es nuestra posición epistemológica.

La tendencia que ustedes postulan en el psicoanálisis lacaniano actual y que responde en la misma dirección que “la demanda biologicista, individualista y nihilista de la época y sociedad en la que vivimos” (tal como afirman en la editorial del primer número de su revista), ¿puede ser pensada como un postlacanismo (de manera análoga al postfreudismo)? ¿Proponen un retorno a Lacan?


El retorno a Freud de Lacan, según nuestra lectura fracasó. He publicado dos artículos en El Rey está desnudo con los resultados de mi investigación al respecto. Nuestra apuesta, dado ese diagnóstico, no se basa en un retorno a Lacan, sino dar o intentar dar un paso más adelante llevando la teoría de Lacan hacia los desarrollos a los cuales la misma apunta; por eso nuestra revista lleva como subtítulo: Revista para el psicoanálisis por venir. Intentamos estudiar las causas del fracaso de Lacan y para tal fin diseñamos un Programa de Investigación Científica que, modificado todos los años, guía nuestras investigaciones. Efectivamente postulamos que el debate para llevar al psicoanálisis más allá, pasa por establecer las dificultades “más acá”; ellas son: nihilismo, individualismo, biologicismo y tiempo presente frente a los cuales el psicoanálisis debe posicionarse en sentido inverso, debido a que funcionan como las causas del sufrimiento específico con el que opera el psicoanalista. Hoy los psicoanalistas, la mayoría sin saberlo, se sostienen en una posición clínica nihilista, individualista y biologicista y en tiempo presente.

En el último número de El Rey está desnudo propone concebir la entrada en el lenguaje de manera análoga al Big Bang. ¿Qué consecuencias tiene para el psicoanálisis lacaniano contemporáneo esta propuesta?

No, yo propongo “la entrada del lenguaje” no “en el lenguaje”. Su pregunta recae en un aporte que me animé a hacer, quizá el primero, a la teoría psicoanalítica. El mismo consiste en aportar y articular un modelo teórico de la cosmología moderna, el más avalado, que permite resolver la siguiente cuestión: todo el mundo cree que primero nacemos (cuerpo biológico, 0 meses), luego aparece el yo (6 meses) y posteriormente la palabra (12 meses); pero la teoría de Lacan se sostiene en que el Otro y el orden significante siempre ya están en funcionamiento para el análisis de todo fenómeno en el campo de psicoanálisis. Lo digo con más claridad: primero la lengua y el discurso y segundo el gozo, tal como designamos en Apertura al concepto jouissance de Lacan. Esa es la posición de Lacan, no así la de Freud. Pero el problema es que resulta evidente para nuestro sentido común que primero está el cuerpo biológico y luego la palabra, tanto a nivel social como al particular. Con el modelo teórico del Big Bang, que Lacan no llegó a articular al psicoanálisis, se puede postular lógica y racionalmente un “olvido absoluto de lo que estaba antes como sustancia biológica” y así poder afirmar que lo imposible en psicoanálisis no es lo carnal o lo vivencial (que según el poslacanismo es primero y que no entra plenamente en el lenguaje, que sería segundo); sino que lo real es lo que crea e introduce la misma estructura de la lengua y el discurso. Lo imposible es lo imposible lógico y matemático, no lo inefable.

Acaba de referirse a lo que ha publicado en varias oportunidades sobre el fracaso de Lacan. En la ciudad con más psicoanalistas lacanianos por habitante ¿de qué se trata este fracaso?

Para decirlo en la forma más sencilla: Lacan siempre intentó darle una determinada base teórica específica a la práctica del psicoanálisis que no fuese contradictoria con lo más subversivo del descubrimiento o, mejor dicho, de la creación freudiana; ella consiste, fundamentalmente, en articulaciones lógicas, topológicas y matemáticas. Pero sus discípulos se dedicaron a traducir lo nuevo aportado por Lacan a lo que había dicho Freud. Lacan postuló que su retorno a Freud consistía en volver a escribir al psicoanálisis en sentido inverso, sus alumnos lo interpretaron como fidelidad. Quizá, para decirlo como le gustaba al propio Lacan: se trató de su intento de sustituir al Padre en psicoanálisis por los nombres del padre, pero fracasó. Jamás, en un proyecto con espíritu científico, la fidelidad puede ser un valor positivo. El que haya en Buenos Aires muchísimos lacanianos no significa nada en sí mismo, ¿acaso Lacan no postuló que los “freudianos” no estaban a la altura teórica y práctica de lo creado por Freud? Todos los lacanianos me responden cuando les digo esto que Lacan afirmó “Yo soy freudiano”, yo les recuerdo que eso lo dijo sólo una vez y que otras tantas afirmó: “Freud no era lacaniano” y “Platón era lacaniano”, pero estas últimas frases están reprimidas (como tantas otras).

Ud. también ha publicado que el lacanismo ha tendido a un progresivo aislamiento de otras disciplinas, entendiendo de modo inverso las recomendaciones de Lacan respecto de la extraterritorialidad del psicoanálisis. ¿Cuáles son las disciplinas que los lacanianos dejaron a un lado y que usted considera fundamentales para entender a Lacan? Tal vez esta pregunta podría ser formulada de un modo más general: ¿Cómo cree Ud. que los lacanianos hoy se vinculan con la obra de Jacques Lacan?


Los psicoanalistas se sostienen con orgullo en una extraterritorialidad científica, así se ven obligados a orientarse hacia una cierta práctica del psicoanálisis con orientación poética; Lacan designa esta orientación como oscurantismo. Nosotros en Apertura postulamos un psicoanálisis “intraterritorial” al campo de la ciencia. Lo planteamos como un determinado saber, como el inconsciente entendido como saber no sabido que habilita una práctica. Pero un saber racional, lógico y comunicable en forma coherente y por este motivo tan marcado por los límites y los imposibles. El gran descubrimiento científico del siglo XX en forma global es que toda formalización lógica o matemática incorpora, introduce, crea sus propios límites e imposibilidades. No es que lo apolíneo no logra diluir lo dionisíaco, sino que lo crea. En poesía se establece lo dificilísimo de decir (la muerte, el amor, etc.), las disciplinas formales crean su imposible de escribir cualquier cosa. Nosotros adherimos al segundo modelo, no por fidelidad a Lacan, sino por ser nuestra base axiomática, determinada a su vez por nuestra posición ética. Le propongo una reflexión al margen: ¿acaso no cree que el público específico que consulta al psicoanalista padece de un exceso de fidelidad al Padre? Ciencia y fidelidad a la autoridad personal son contradictorios absolutos, tanto como la religión y la ciencia.

Como verá en Apertura nos tomamos muy en serio el diagnóstico de Lacan respecto del “sujeto de la ciencia”. El nombre de nuestra sociedad, “Apertura”, y el de nuestra revista, El Rey está desnudo –Revista para el psicoanálisis por venir, apuntan a indicar doblemente nuestra posición tendiente a articular, respetando las diferencias, al psicoanálisis a las ciencias en general y a las formales en especial.
Basta abrir cualquier página de Lacan, en especial la de los últimos años de su enseñanza, para ver la presencia de las ciencias formales en una insistencia llamativa, sorprendente. Lacan lo designa como la estructura misma pero sus discípulos se ven obligados, por fidelidad a Freud, a convertirlo en metáfora.

Le agradecemos que nos haya concedido esta entrevista.
Además de agradecerles esta oportunidad de presentar estas ideas, estas diferencias, quisiera dejar asentada una reflexión: creo que en psicoanálisis, luego del fallecimiento de Lacan, lo que más está faltando es la discusión pública y seria sobre las diferencias básicas fundamentales de los modelos teóricos y, consecuentemente, prácticas que sostenemos los psicoanalistas. Hay lucha de poder entre las instituciones pero casi no hay debates sistemáticos y públicos sobre las diferencias teóricas que guían nuestras prácticas. Cada grupo hace como que el otro no existe y temo que tal maniobra redunde en un gran empobrecimiento de la propuesta que el psicoanálisis tiene para hacerle a las otras disciplinas de saber y al conjunto de la sociedad. Muchas gracias.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Ana María Fernández  El género bajo la lupa del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | Eduardo Said  UN PSICOANALISTA EN LA POLIS
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Leonardo Leibson  Las psicosis después de Lacan
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | PAULA SIBILIA  Las mutaciones del sujeto, la “descorporificación” y la intimidad como espectáculo
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Pablo Zunino Spitalnik  El doctor Lacan en las tablas
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Diana Sahovaler de Litvinoff  “Sujeto, intimidad y tecnología”
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Carlos Gustavo Motta  El cine y la subjetividad de la época
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Martín Alomo  Elección y goce
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Alicia Stolkiner  Política social en Salud Mental: no tratar a nadie como mercancía
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | Sergio Zabalza  La “hospitalidad” del psicoanálisis y las articulaciones del discurso
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | Silvia Wainsztein  De la adolescencia al tercer despertar sexual
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Ana Rozenfeld  “La resiliencia, esa posición subjetiva ante la adversidad”
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Verónica Cohen  “No hay que confundir a los maestros con amos, es un rechazo de la transferencia al discurso”
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Roberto Rosler  “De la neurobiología de la afectividad al psicoanálisis”
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Rebeca Hillert  Niños y analistas en análisis
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Amelia Imbriano  ¿Por qué matan los niños?
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | Creencia y sacrificio en el capitalismo salvaje 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | Carina Kaplan  “No existe un gen de la violencia”
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Psicoanálisis y ceguera  Entrevista a Cristina Oyarzabal
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Julio Granel  Lecturas psicoanalíticas del accidentarse
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Susana Kuras de Mauer  Acompañamiento Terapéutico: de la prehistoria a los dispositivos actuales
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Marcelo Percia  “Estar psicoanalista en situación numerosa”
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Hugo Dvoskin  Un psicoanalista… fotograma por fotograma
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Edgardo Feinsilber  Tras las constelaciones pulsionales
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Haydée Nodelis  De Masotta y Sciarreta al Hospital Moyano y los test mentales
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Entrevista a Patricia Alkolombre  Reproducción asistida: un campo fértil para el psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Isidoro Berenstein  Lo vincular frente al psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Moty Benyakar  Lo disruptivo en psicoanálisis: de la trinchera al diván
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Leandro Pinkler  filosofía y Psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Alfonso Luis Masotti 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Juan Dobón 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rubén Slipak 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Daniel Paola 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | José E. Abadi 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Eduardo Foulkes 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Héctor Rupolo 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Mariam Alizade 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Juan Jorge Michel Fariña 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Homenaje a Oscar Masotta   Palabras de Norberto Ferreira y Teodoro P. Lecman
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Esteban Levin 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Gabriel Rolón 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Nora Trosman 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Stella Maris Rivadero 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Jorge Rodríguez  El saber está, ineludiblemente, entre el poder y el dinero
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Acerca de la vejez, también del analista 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Liliana Donzis 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Giolu García Reinoso 
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Norberto Ravinovich   de Masotta a Letrafonía
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Mario Buchbinder  Psicoanálisis y Máscaras
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | "Vivir hasta la muerte"  Homenaje a Fernando Ulloa
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | Jorge Baños Orellana 
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | Luis Kancyper 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Héctor López 
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Pablo Peusner 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | Robert Lévy 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Néstor Braunstein 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | Leopoldo Salvarezza  La medicalización de la vejez
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Homenaje a Pichon Rivière 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Marta Gerez Ambertín  Los registros de la culpa
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Juan Vasen  El niño programado
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Enrique Millán  La adolescencia y el
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Eric Laurent  Psicoanalista a partir de Lacan
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Jorge Alemán  Embajador del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 103 | septiembre 2006 | Alberto Sava  La locura a escena
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Sergio Rodríguez 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | Silvia Ons  Psicoanálisis y cultura
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | El horror ante la vejez 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Conmemoraciones freudianas  Cinco diálogos a propósito de los 150 años del nacimiento del fundador del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | Horacio Etchegoyen  Un didacta del psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Charles Melman  Transmitir sin religión
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Alfredo Eidelsztein  Psicoanalista Didáctico
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Pura Cancina  La fábrica del caso
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | Esther Díaz  Deseo y poder
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | Gabriel Lombardi  La posición del analista
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Silvia Bleichmar  La sociedad al diván
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Rudy  Analista retirado
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | Juan Bautista Ritvo  Un analista en controversia
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Norberto Marucco  El trabajo del psicoanalista
» Imago Agenda Nº 88 | abril 2005 | Ana María Gómez  El pago en psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | José Schavelson  Freud, un paciente sin cáncer
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Alicia Hartmann  Psicoanalizar niños
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Janine Puget  Psicoanálisis de los vínculos
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | José Grandinetti  Psicoanálisis en el Borda
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Hugo Vezzetti  Tras las huellas de Freud en Argentina
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Colette Soler  De rupturas y construcciones
» Imago Agenda Nº 81 | julio 2004 | Carlos Ruiz  Topología y psicoanálisis: articulaciones
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Armando Bauleo  De Pichon a Italia y de lo grupal a la desmanicomialización
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Roberto Harari  Un "torbellino" en la historia
» Imago Agenda Nº 78 | abril 2004 | Beatriz Sarlo  Sintáxis del zapping y postmodernidad
» Imago Agenda Nº 77 | marzo 2004 | Francois Leguil  El objeto del psicoanálisis es el deseo
» Imago Agenda Nº 76 | diciembre 2003 | Fernando Ulloa  El oficio de psicoanalista
» Imago Agenda Nº 73 | septiembre 2003 | Silvia Amigo 
» Imago Agenda Nº 71 | julio 2003 | Eva Giberti  Pensando la adopción
» Imago Agenda Nº 70 | junio 2003 | Eduardo Grüner  La democracia es el objeto a de la política
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | Eduardo Pavlosky  Pasión por los grupos
» Imago Agenda Nº 68 | abril 2003 | Silvio Maresca  La declinación argentina
» Imago Agenda Nº 67 | marzo 2003 | Ricardo Rodulfo  El psicoanálisis en la universidad
» Imago Agenda Nº 66 | diciembre 2002 | Héctor Yankelevich  Nos hay psicoanalista de niños
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Rubén Zuckerfeld  La clínica de la escisión
» Imago Agenda Nº 64 | octubre 2002 | José Milmaniene  La escritura y la ley
» Imago Agenda Nº 63 | septiembre 2002 | Rolando Karothy  No hay un goce para todos
» Imago Agenda Nº 62 | agosto 2002 | Carlos Brück  Los psicoanalistas podemos ser escépticos
» Imago Agenda Nº 61 | julio 2002 | Juan Carlos Indart 
» Imago Agenda Nº 60 | junio 2002 | Raúl Yafar 
» Imago Agenda Nº 59 | mayo 2002 | Tomás Abraham  La censura del lacanismo
» Imago Agenda Nº 57 | marzo 2002 | Emilio Rodrigué 
» Imago Agenda Nº 55 | noviembre 2001 | Isidoro Vegh  Descubrir nuevos campos de goce
» Imago Agenda Nº 54 | octubre 2001 | Juan David Nasio  La femineidad sigue siendo un enigma
» Imago Agenda Nº 53 | septiembre 2001 | Élida E. Fernández  La psicosis no es otro idioma
» Imago Agenda Nº 50 | junio 2001 | Betty Garma 
» Imago Agenda Nº 49 | mayo 2001 | Juan Carlos Volnovich 

 

 
» Jornadas 2018 del Ameghino
Cuestionamientos del Psicoanálisis. La diferencia sexual interpelada   26 y 27 de noviembre de 2018
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» Fundación Tiempo
ATENEO CLÍNICO: “¿Dónde está el dolor cuando no habita el cuerpo?”   Viernes 23 de noviembre, 19.30 hs. A cargo de Gustavo Nahmod.
 
» AEAPG
Maestría en Psicoanálisis / Especialización en Psicoanálisis de Adultos  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Seminarios Diciembre  conocé todos los seminarios:
 
» LE SEPTIÈME CIEL, de Benoît Jacquot.
CICLOS DE CINE Y PSICOANÁLISIS:  Presenta Eduardo Laso. Sábado 24 de noviembre, 17 hs.
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  charlas informativas
 
» La Tercera
Seminarios Octubre y Noviembre  Sábados 10hs
 
» Fundación Tiempo
Borges y el Psicoanálisis  TERCEROS VIERNES DE CADA MES, de 19 a 20.30 hs.
 
» Centro Dos
Conferencias  segundo cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Centro Dos
Seminarios   segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Formación clínica en Psicoanálisis  Ingreso Agosto 2018
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com