Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Problemas y controversias

La naturaleza del “Je” (Cuarta parte)
  Por Juan Bautista Ritvo
   
 
“Perder
Pero perder verdaderamente
Para dar lugar al hallazgo.”
Apollinaire

Los tiempos del sujeto implicados en la operación –el acto– que vincula la afirmación de la primera persona con el equívoco inherente a la lengua,1 en ningún caso se reducen al mero apelar a la retroacción, como ya lo vengo diciendo.
Para esquematizar una vez más los niveles de temporalización, designaré cuatro instancias:
1) Prisa; 2) Decisión y fragmentación del sujeto; 3) Tiempo de inminencia y de sustracción; 4) Emergencia del hallazgo que con retardo surge como sustituto de un agujero incolmable.

Prisa. Por la misma estructura de la memoria –bien habla Juan Benet de “…las contradicciones de una memoria que registra y archiva pero que no recuerda ni obedece…”2– y por lo que hay de inasimilable en lo real, el sujeto está constreñido a decidir en condiciones de penumbra e incluso de oscuridad total. El primer y más esencial elemento de la pulsión es denominado por Freud Drang, que Etcheverry traduce por “esfuerzo” y López Ballesteros vierte magníficamente por “perentoriedad”. Pues bien, la prisa del inconsciente es la transcripción en términos de saber,3 de la perentoriedad acéfala pulsional. Transcripción que ya no es ni ciega ni circular, puesto que ha encontrado un objeto al cual fijarse, pero lo ha hecho con una condición onerosa: sólo accede a él con pérdidas y cuando accede, cada vez que puede hacerlo, ni el objeto ni el sujeto son el mismo.

Para el sujeto el tiempo es escaso –medido ahora en términos cronológicos, la secuencia lineal se impone como real, por su pendiente hacia la muerte, cuando haya una constricción traumática–. Es la escasez –de tiempo y de elementos– pero también la consistencia de la argumentación sintomática que Freud describió de manera admirable en la “Interpretación de los sueños” y en su obra sobre el Witz. De las premisas a la conclusión no hay un vínculo automático, sino un salto, un salto en el cual la conclusión implica que el sujeto se adelanta a su certeza: promueve la certeza forzándola, y ya se sabe, aunque por eso mismo siempre se lo desconoce, la certeza no es “íntima” como lo quiere la tradición psicologista, sino éxtima. Es decir, la certeza se temporaliza, apremiada por el tiempo escaso y se manifiesta en el rechazo. Lo que rechazo como extraño, me vuelve como extrañamente propio desde el testimonio del Otro.

No puedo concebir mi propia desaparición en este mundo; pero la existencia de lugares y de situaciones donde mi nombre nada significa ni representa, me reintegran lo rechazado. Es decir, mi extrema contingencia: el azar que me condujo a este mundo, me llevará. Como dice Eco, a diferencia del laberinto en el cual es fácil entrar y muy difícil salir, en la vida es difícil entrar pero extremadamente fácil salir: allí, la función del cálculo de probabilidades cambia sus índices.4 (Y esa es la razón por la cual el viaje al extranjero es potencialmente tan hostil y reclama, para aquellos que están mejor adaptados a su entorno familiar, de rituales muy precisos y suficientes para superar la angustia.)
La hostilidad de lo inhóspito es la fuente principal de certezas y se adelanta, incluso, a las lábiles certidumbres eróticas.

La prisa así se juega en un ida y vuelta incesante de anticipaciones y de retroacciones en el cual el presente se agosta hasta lo infinitesimal, salvo cuando el sujeto es alcanzado por marcas irreversibles en su cuerpo: en esos instantes el presente se vuelca en su contrario y adquiere el estatuto de una permanencia intolerable. (Las dimensiones temporales cambian de nivel cuando interviene el cuerpo en relación al trauma y al éxtasis.)

Decisión y fragmentación. Una vez que el sujeto se precipita en la decisión,5 se produce su fragmentación. Fragmentación no se opone a división, más bien la complica. En el seminario “Problemas cruciales del psicoanálisis”, en la clase del 10 de junio de 1965, Lacan emplea la expresión alemana Entzweiung que significa tanto como discordia, desunión, desavenencia y también “fragmentación”, que es esta última la versión elegida por Lacan.
La división fragmenta porque lo dividido no se complementa como se complementan la noche y el día, lo blanco con lo negro. Es un tiempo de disyunción que coincide con el tiempo de la alienación. El saber está en disyunción con la verdad porque no hay ninguna síntesis posible entre ambos. Mas el saber resiste a la verdad que es su condición de posibilidad, y la verdad, que excede al saber, puede permanecer aislada, detenida, en suspenso, hasta que algún saber la aloje al precio de reducirla. Estar alienado quiere decir estar obligado a elegir entre términos asimétricos, cada uno de los cuales conduce a salidas paradójicas, porque por caminos diversos y hasta antagónicos se llega al mismo resultado: la pérdida.

El tiempo de la pérdida y el tiempo del hallazgo son cronológicamente homogéneos, pero su temporalización es heterogénea. El de la pérdida es un instante vacío; sólo a posteriori es posible registrar la pérdida; nunca es, siempre ha sido. El del hallazgo –y aquí es un puro formulismo distinguir entre hallazgo significante y hallazgo de objeto porque están uno y otro encabalgados–, es, por el contrario, presente, pero un presente extraño porque registra con certeza una presencia y no obstante ella no acarrea ningún saber… en el momento. Luego lo causa, en retardo, con notoria demora.

_______________
1. Hablo de lengua, en este contexto, para referirme a lo que Lacan denomina lalangue, que no es un concepto, sino el indicador de un problema. La lingüística, construida en la oposición del acto “individual” de habla y el código, por fuerza “universal”, no alcanza a captar esa diacronía de derecho (la expresión le pertenece a Lacan) constituida por la retórica del decir en el cual todo acto singular es por fuerza trans-individual y la universalidad está atravesada por la incompletud y la excedencia. Mas, ¿cómo dar forma a esa continuidad “salvaje” que la expresión lalangue delata con su falta de espaciamiento? En el texto y para evitar el uso abusivo de trabalenguas mecánicos que dan por resuelto lo no resuelto, prefiero escribir, simplemente, “la lengua”.
2. Benet, Juan, Una meditación, Alfaguara, Madrid, 2004, p.32.
3. El saber inconsciente recuerda otra cosa que lo que registra y archiva –retomo las lúcidas expresiones de Benet, quien como novelista, estaba por supuesto al margen de nuestros devaneos–, y así se ve impulsado en una suerte de inacabado retroceso hacia adelante.
4. Véase el prólogo de Umberto Eco a Santarcangeli, Paolo, El libro de los laberintos, Siruela, Madrid, 2002.
5. En lo que tiene de irreductible por ser un término último, “decisión” no puede reducirse a una suerte de capacidad o de facultad. No, es solamente en acto, el acto de ninguna potencia que lo preceda. Quiero decir: el salto de la decisión no es calculable de antemano.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | Caricaturas de la paternidad 
» Imago Agenda Nº 193 | noviembre 2015 | Desde el látigo a la degradación 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | La sexualidad femenina (III) 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | El silencio 
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | La sexualidad femenina: los atolladeros de la teoría (segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | La sexualidad femenina: los atolladeros de la teoría 
» Imago Agenda Nº 188 | enero 2015 | ¿Hay un discurso capitalista? (V) 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | ¿Hay un discurso capitalista? (IV) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | ¿Hay un discurso capitalista? (III) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | ¿Hay un discurso capitalista? (II) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | ¿Hay un discurso capitalista? 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | Ambigüedad de la conciencia 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Dilemas de la psicopatología 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Oscura libertad 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Metáfora e injuria 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | Metáfora, enunciación, escucha (segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Metáfora, enunciación, escucha(1) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | ¿Interesa la estética al psicoanálisis? (IV) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | ¿Interesa la estética al psicoanálisis? (III) 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | ¿Interesa la estética al psicoanálisis? (II) 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | ¿Interesa la estética al psicoanálisis? 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Encrucijadas de la sexualidad y límites del igualitarismo 
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | El eros romántico y su genealogía 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Incógnitas de la metáfora 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Acerca de la certeza (tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Acerca de la certeza (segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Acerca de la certeza (primera parte) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Los engorros del significante 
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | La memoria y el horror: la responsabilidad (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | La memoria y el horror: la responsabilidad (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | La escatología como refugio 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | “Un exceso de fuerzas…” 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Paradoja y reflexividad 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Salto y aserción 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Amor y erotismo 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | La naturaleza del “Je” (Sexta parte) 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | El psicoanálisis obturado 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La naturaleza del “Je” (Quinta parte) 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | La naturaleza del “Je” (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | La naturaleza del “Je” (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | La naturaleza del “Je”  
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | La ficción no es ficticia 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Generalidad y singularidad en la masa 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La eliminación del sujeto 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | ¿Izquierda lacaniana? 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | El delirio suicida 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Amar al prójimo 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | El vínculo religioso: expiación y purificación 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | La intromisión del prójimo 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | El lugar de la sublimación (segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | El lugar de la sublimación 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Matrimonio homosexual y neurosis 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Un significante demasiado pesado: Escuela 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Hablar, escribir 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | La acción colectiva 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | La sección del equívoco 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Versiones del padre* 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Fetichismo y sublimación 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Posmodernidad (IV) 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Posmodernidad (III) 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Posmodernidad (II) 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Posmodernidad 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Apariencia y desnudez: la fuerza 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La misteriosa (y cómica) diferencia 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | El analista: humor y santidad 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | El tiempo y la causa (cuarta parte) 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | El tiempo y la causa (tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | El tiempo: entre la causa y el límite (segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | El tiempo: entre la causa y el límite 
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | La clase media: política y saber 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | El juego de los sexos 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La obsesión topológica y la llamada transmisión integral 
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | Equívoco y elipsis 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Abuso de metáfora  (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Abuso de la metáfora 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | Enigmas lacanianos 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | El perdón imperdonable 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | ¿Hay biopolítica? 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | El duelo incurable 
» Imago Agenda Nº 112 | agosto 2007 | ¿Pensar la muerte? 
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | El falo se dice de varias maneras (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | El falo se dice de varias maneras 
» Imago Agenda Nº 109 | mayo 2007 | Mujeres 
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | "Yo soy freudiano... 
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El poder 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Monoteísmo y nihilismo (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Monoteísmo y nihilismo (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Monoteísmo y nihilismo  
» Imago Agenda Nº 103 | septiembre 2006 | Variaciones sobre la expresión lalangue 
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Israel 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | Erotismo público y salud de Estado 
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | Moral corporativa, moral del super-yo 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | El hastío de Freud 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | Tóxicos y pecados argentinos. 
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Del padre y de otras viejas novedades 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Acto e interpretación: la falsa oposición. 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Enigmas del "yo pienso" (2º Parte) 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | Enigmas del "yo pienso"  
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | El matrimonio homosexual 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Acerca de la escritura demoninada "femenina" 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | El "goce" o la banalización de un término 
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | ¿Decadencia del padre? 
» Imago Agenda Nº 88 | abril 2005 | Acto analítico 
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | El horror y la ética de las imágenes 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | La desaparición de los desaparecidos 
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | El estallido del reclamo de prevención 
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | El analista en regla 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Cuestionamiento del "hay tres" 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Hacerse autorizar 
» Imago Agenda Nº 81 | julio 2004 | ¿Salud mental? 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Tres modos de Carencia: vacío, agujero, abismo 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | El ternario R.S.I y el nombre del padre: Encrucijadas y atolladeros 
» Imago Agenda Nº 76 | diciembre 2003 | Aventuras y desventuras borromeas 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | El rechazo de la patología rechaza al sujeto 
» Imago Agenda Nº 74 | octubre 2003 | El "poco de libertad" 
» Imago Agenda Nº 73 | septiembre 2003 | Vindicación de la psicopatología 
» Imago Agenda Nº 72 | agosto 2003 | La estructura no es la taxonomia 
» Imago Agenda Nº 71 | julio 2003 | Agamben o el patetismo sin salida 
» Imago Agenda Nº 70 | junio 2003 | ¿Por qué el goce? (sus paradojas)  Segunda parte
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | ¿Por qué el goce?  Sus paradojas
» Imago Agenda Nº 68 | abril 2003 | Los dioses de la guerra 
» Imago Agenda Nº 67 | marzo 2003 | La nueva virilidad y el falo materno 
» Imago Agenda Nº 66 | diciembre 2002 | Analistas: celebremos la unidad 
» Imago Agenda Nº 66 | diciembre 2002 | La Guerra Santa y el economicismo 
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Política y subjetividad (6ª parte) 
» Imago Agenda Nº 64 | octubre 2002 | Política y subjetividad (5º entrega) 
» Imago Agenda Nº 63 | septiembre 2002 | Política y subjetividad (4ª parte) 
» Imago Agenda Nº 62 | agosto 2002 | Política y subjetividad (3ª parte) 
» Imago Agenda Nº 61 | julio 2002 | El decir en las letras. Psicoanálisis en literatura  Letra Viva editorial, 2002
» Imago Agenda Nº 61 | julio 2002 | Política y subjetividad (2º parte) 
» Imago Agenda Nº 60 | junio 2002 | Política y subjetividad (1ª parte) 
» Imago Agenda Nº 59 | mayo 2002 | Multitud y subjetividad 
» Imago Agenda Nº 58 | abril 2002 | La ilusión de la multitud 
» Imago Agenda Nº 57 | marzo 2002 | ¿Qué puede decir el psicoanálisis? 
» Imago Agenda Nº 56 | diciembre 2001 | ¿Qué agrega lalengua? 
» Imago Agenda Nº 55 | noviembre 2001 | El retorno de la traducción 
» Imago Agenda Nº 54 | octubre 2001 | ¿Y ahora? La irrupción de la historia 
» Imago Agenda Nº 53 | septiembre 2001 | "¿Desde dónde habla usted?" 
» Imago Agenda Nº 50 | junio 2001 | La síncopa del fantasma 
» Imago Agenda Nº 46 | diciembre 2000 | ¿Hay un discurso capitalista? (V) 

 

 
» Jornadas 2018 del Ameghino
Cuestionamientos del Psicoanálisis. La diferencia sexual interpelada   26 y 27 de noviembre de 2018
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» Fundación Tiempo
ATENEO CLÍNICO: “¿Dónde está el dolor cuando no habita el cuerpo?”   Viernes 23 de noviembre, 19.30 hs. A cargo de Gustavo Nahmod.
 
» AEAPG
Maestría en Psicoanálisis / Especialización en Psicoanálisis de Adultos  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Seminarios Diciembre  conocé todos los seminarios:
 
» LE SEPTIÈME CIEL, de Benoît Jacquot.
CICLOS DE CINE Y PSICOANÁLISIS:  Presenta Eduardo Laso. Sábado 24 de noviembre, 17 hs.
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  charlas informativas
 
» La Tercera
Seminarios Octubre y Noviembre  Sábados 10hs
 
» Fundación Tiempo
Borges y el Psicoanálisis  TERCEROS VIERNES DE CADA MES, de 19 a 20.30 hs.
 
» Centro Dos
Conferencias  segundo cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Centro Dos
Seminarios   segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Formación clínica en Psicoanálisis  Ingreso Agosto 2018
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com